La figura del Agente Comercial

la figura del agente comercial

La figura del Agente Comercial

La figura del Agente Comercial. Cuando una empresa quiere poner un producto en el mercado, una de sus primeras decisiones será la localización de un Agente comercial:

– Que no le suponga un coste fijo.

– Que tenga conocimiento y presencia de dicho mercado.

Aunque parece una decisión sencilla, no lo es. Si tomó antes una decisión de este tipo, compruebe si siguió los pasos necesarios para buscar adecuadamente un agente comercial.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que, la denominación de “Agente Comercial ” es muy engañosa, pues las interpretaciones, tanto jurídicas como de uso comercial, pueden ser muy diversas y en consecuencia, equívocas.

La figura del Agente Comercial

Partiremos, por tanto, de una primera definición: ¿Quién es un Agente Comercial?

Agente Comercial es un profesional que se encarga de manera permanente de promover, negociar o concretar las operaciones mercantiles en nombre y por cuenta de una o varias empresas, mediante una retribución y en una zona determinada

En su actividad, un Agente Comercial puede obligar a la empresa en cuyo nombre actúa. En este caso, no será el Agente Comercial quien responda del buen fin de las operaciones, sino que será la propia empresa la obligada a responder.

En ese sentido, no son asalariados, sino profesionales independientes, con estatuto de trabajador autónomo y que están ligados al empresario mediante un mandato.

Se considera que la clientela es del agente y no de la empresa.

En ningún caso el agente adquiere la propiedad de la mercancía. De hacerlo, se convertiría en cliente o en último caso en distribuidor del producto de la empresa principal.

Esta primera definición es muy importante, ya que el término “agent” en inglés puede cubrir funciones diferentes entre sí que, no necesariamente corresponden a lo que acabamos de señalar.

Un ejemplo: el término “sales agent” con frecuencia se define como una persona responsable de cerrar una operación o de aceptar pedidos siendo retribuido en forma de comisión. En el caso español ese término incluye a figuras que denominamos como representantes, asalariados a comisión, e incluso la de comisionistas, figuras que no pueden confundirse con el término de agente comercial, antes mencionado.

La figura del Agente Comercial

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • LinkedIn
  • Email

Ver archivos